La Virgen de Guadalupe, estandarte de protección de migrantes

  • 10 Dic, 2016

Manantial de fe

*Miles de personas demuestran su fe hacia la Guadalupana

desde hace 70 años al conmemorar su aparición en el Santuario

ubicado en el sector “El Golfo” de Tampico

Cynthia Gallardo Guerrero


Orar por los millones de migrantes de todas las nacionalidades, especialmente por los mexicanos que viven en Estados Unidos, tras la elección presidencial en los Estados Unidos, es de las peticiones más asiduas que la gente hará llegar a la Morenita del Tepeyac en este año del 2016.

Esto fue señalado por Artemio Garza García, sacerdote encargado de la parroquia dedicada a la Virgen de Guadalupe localizado en la colonia Guadalupe Victoria, de la ciudad de Tampico, conocida como: “El Golfo”, quien señaló que el día donde se conmemorará su aparición, 12 de diciembre, cuando menos cuatro mil personas acudieran en las peregrinaciones.

“Vamos a pedir mucho por los migrantes en este año de manera especial, por toda la expectativa que se tiene el nuevo gobierno en los Estados Unidos, sabemos la gran dependencia de remesas que hay especialmente en comunidades rurales, prácticamente su sustento son las remesas, hay el temor de que estas disminuyan por el impuesto que se les puede poner por las condiciones de migración”, expresó el párroco.

“Tenemos fe en que la estructura que rodee al nuevo presidente de Estados Unidos, sepan aconsejarlo, pues nos preocupan las acciones que repercuten en la gente más vulnerable”, señaló.

Garza García, recordó que el 30 de noviembre, el Santuario cumplió 92 años de haber sido elegido como capilla a la Virgen.

En el 2017, celebrará 80 años como parroquia; siendo una de las cinco iglesias pertenecientes a la Diócesis de Tampico en las que se venera a la Virgen de Guadalupe desde hace varias décadas, arribando visitantes del sur del estado y de la región.

Explicó que en homenaje a la Virgen Morena cada año se elabora un almanaque el cual ha sido exportado a los Estados Unidos, algunas partes de Sudamérica y Europa, en el que se busca inculcar el amor por la madre de los mexicanos no sólo una vez al año, sino diariamente.

“Lo que nos interesa es que no se reduzca a un cumpleaños o celebración, como el que hacen los hijos cada 10 de mayo, cuando se acuerdan que tienen mamá. Lo que queremos es que se sepa, se sienta, y vivamos como verdaderos hijos de Santa María Virgen todo el año”, expresó el clérigo

Recordó que de acuerdo al calendario religioso, el primer momento de la celebración, inicia el 27 de octubre con 46 rosarios que representan las estrellas plasmadas en su manto. La segunda etapa, es un docenario el 30 de noviembre, que culmina con peregrinaciones de colegios y la última etapa, son los días 11 y 12 de diciembre, en que la fe se desborda.

Mencionó que la imagen de la Virgen de Guadalupe tiene lo que los arqueólogos llaman: el “Códice Guadalupano”, en el que se explica que el moño negro significa el embarazo de la mujer; la luna, la potestad de ella sobre un elemento tan importante para los indígenas.

Para el párroco la Virgen Morena no solo representa la fe de los mexicanos sino para todo aquel latino que se acuerda de la cuna que lo meció, por lo cual se transformó en un estandarte que primero representó a la independencia en nuestro país para luego ser el símbolo que cobija y protege a los migrantes en su lucha diaria por sobrevivir en tierras anglosajonas.

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *