Aguas El Duque, Por la Nobleza de lo Natural

  • 16 Abr, 2019

En una época en que la humanidad apuesta por lo sano y natural, un tamaulipeco se arriesga a emprender un negocio en su ciudad, Matamoros, Tamaulipas, elaborando refrescos de aguas naturales que de inicio han tenido una agradable aceptación entre sus consumidores.

Comienza a llegar el tiempo de calor y la familia busca complementar su comida con una bebida refrescante y un agua fresca siempre vendrá bien. Con esa idea a Edwin Peña se le ocurrió crear Aguas El Duque, embotellando lo más sabroso de las tradicionales aguas frescas.

Aguas El Duque, es una embotelladora de bebidas 100% naturales en la región, que brinda el auténtico sabor de las conocidas aguas frescas mexicanas, utilizando solamente ingredientes de la más alta calidad.

El nacimiento de un Duque

Su idea nació en el 2015, cuando a la edad de 23 años Edwin empezó a notar sus problemas de salud, que lo obligaban a tener un cuidado extensivo y una dieta muy estricta en la que su única opción de consumir alguna bebida, era el agua natural o mineral.

En su intención de cubrir su necesidad y al mismo tiempo cuidar su salud, Edwin llego a un punto en donde, ir a las reuniones de amigos con simplemente agua, se había convertido en un fastidio, así surgió la primera idea de producir algo que le satisficiera y no le dañara.

Lo que nació como una ocurrencia por una necesidad personal, poco después lo llevaría a algo más grande, que no solo sería una opción para él, sino para beneficiar a más personas al consumir productos que no afecten la salud.

Estudié en Monterrey, allá me encontré con un negocio más o menos parecido y dije; -¡Esto está con ganas, implementar esto en Matamoros estaría muy bien!-, porque aquí se consume mucho las aguas frescas y no tenemos la opción de agua 100% natural que podamos elegir cuando queramos comer. Fue por eso que surgió la idea.

Disfruta la nobleza de lo natural

Al cuestionarlo cómo surgió la idea del nombre ‘’El Duque’’ nuestro emprendedor Edwin Peña respondió para Tamaulipas Nuestro Orgullo lo siguiente…

Aquí te puedo dar dos explicaciones. La que le digo a todo mundo es que básicamente El Duque, a lo largo de la historia de personajes históricos, los duques son quienes tumban a los reyes; y aquí la idea es posicionarnos bien, de una buena manera, para poder ser la marca número uno de bebidas en el mercado.

Entre historias de Reyes y Duques la otra explicación por parte de Nuestro Emprendedor es que ‘’El Duque’’ es el apodo universitario de Edwin. Así nació este nombre de Aguas El Duque junto con su slogan ‘’Disfruta la nobleza de lo natural’’.

El Duque de Tamaulipas

Para Edwin es un orgullo y una satisfacción enorme ser el único producto matamorense en el estado de Tamaulipas que se puede encontrar en una tienda de súper mercado, como lo es Soriana.

Aguas El Duque en marzo cumplió 4 años en el mercado, y ya ha logrado que su distribución se extienda desde Matamoros a Valle Hermoso, Reynosa, Victoria y Monterrey, encontrándose en diversos negocios de conveniencia.

Es un orgullo, pero me da un poquito de tristeza, porque me gustaría ver más productos. Conozco a emprendedores, más gente de la región que se merecen un lugar en ese tipo de establecimiento.

Un objetivo… INSPIRAR

Edwin, es un joven alegre de sonrisa franca; un chico muy bromista. Le preguntamos cual sería el objetivo principal de la empresa, lo que bromeando respondió… -! Hacerme famoso! –
En realidad, su principal motivación ha sido brindar una solución natural e innovadora a sus clientes. En segundo plano entrando en lo personal, pero no menos importante sería, inspirar…

La verdad es un poquito la idea, poder inspirar a más gente, ser un buen ejemplo, una empresa que lo hace bien. En mi caso es ser un empresario que lo hace bien, un emprendedor que lo haga bien y ser un ejemplo para más gente.

Para Edwin, no existe un público en especial para inspirar. Simplemente quiere causar ese efecto mariposa que algún día causaron en él… una pequeña recomendación de una maestra logro motivar a este joven emprendedor y posicionarse donde hoy en día se encuentra.

Ese empujoncito que hizo que yo estuviera hoy aquí, es lo que quiero lograr y hacer por más gente. Quiero apoyarlos, y parte de eso lo quiero hacer con el negocio.

El día a día…

En todo emprendimiento, en todo logro y en todo éxito de la vida hay retos y obstáculos que nos dificultan el camino y que nos hacen replantearnos el seguir, mejorar o cambiar nuestro propósito. Para Edwin Peña su mayor reto ha sido el día a día, ese proceso en la rutina del crecimiento que hace que te encuentres con piedras o edificios de complicaciones que hay que vencer.

Mi mayor logro ha sido persistir. Porque como dicen; el que persiste es el que logra y llega a tener éxito.

Nuestro Emprendedor admite que hoy por hoy, hay dificultades tanto en mercado, productos y el aumento de precios, pero al final de cuentas se trata de superar esos retos diariamente, uno a la vez.

Es ahora o nunca.

El creer en uno mismo, es el principal motor para lograr cualquier cosa. Bastó decir ‘’Éste es el momento’’ en la vida de Edwin, para darse cuenta que lo suyo era el emprender.

Cuando Edwin decidió involucrarse en el mundo emprendedor, tenía 23 años y vivía en la ciudad de México; en aquel entonces trabajaba para una empresa grande y tuvo la oportunidad de tener al mejor jefe en su vida quien vio en Edwin la capacidad y el talento para lograr ser un hombre emprendedor.

Tenía 23 años y dije; ‘’Nadie depende mí, si la riego es ahora’’ tengo un poco de experiencia, dinero ahorrado para invertir en el negocio. Y eso de que, si creía en mí o no, fue más como: “!Es ahora o nunca!”.

Lo más satisfactorio como emprendedor.

Edwin ha obtenido varios triunfos es su vida que le han proporcionado grandes satisfacciones, pero según nos cuenta, ninguno como obtener su primer cliente, logro que fue producto de gran esfuerzo, en lo que imprimió toda su fe y esperanza, para concretar su empresa.

En el 2017 Edwin Peña fue galardonado por COPARMEX como el Empresario joven del Año en la ciudad de Matamoros. Este reconocimiento lo lleno de mucho orgullo y sentimiento, premio que significó para Edwin, la confirmación de que más gente reconoce la labor que esta haciendo.

Y hablando de satisfacciones, su favorita fue poder entrar con Aguas El Duque a una tienda de supermercado muy popular en el país … Soriana.

Han sido varias satisfacciones en el camino, un ejemplo; cuando tuve mi primer venta y por supuesto, cuando Aguas El Duque pudo entrar a tiendas Soriana. Son varias metas que he empezado a palomear, pero la verdad es que aún me faltan muchas.

Recorrer los pasillos del supermercado en donde se encuentran sus productos, llena a Edwin de orgullo y alegría. Esto le hace recordar que ya no es el mismo chico de hace cuatro años que empezó su negocio en casa.

Para Nuestro Orgullo, ver que El Duque esta compitiendo directamente con empresas posicionadas en altos niveles, llevan a Edwin seguir superando cada reto, e ir por más de lo obtenido.

La meta de un emprendedor.

El soñar es parte de la vida de un emprendedor, y para este joven matamorense no hay límites. Una meta como dueño de El Duque, es llegar más alto y ser más fuerte, dejar una huella en el mundo empresarial.

Mi meta personal, en general con la empresa, es llegar a ser el fundador de una empresa al nivel de Grupo Bimbo. Esa es mi meta, mi mayor sueño, lo cual es algo muy complicado porque ese tipo de empresas tienen arriba de cien años en el mercado. Pero si mínimo decir; yo fui el que sembró la semilla de lo que ahora es esto. Una empresa que compite a nivel nacional e internacional que esté bien posicionada, para así poder inspirar a la gente a trabajar en mi empresa.

Presidente de Jóvenes Empresarios en Matamoros DONDE ESTÁ ESTA PARTE PUEDES PONER OTRA ESQUINA DE IMAGEN COMO LA QUE ESTÁ ABAJO CON UNA IMAGEN DE ALGUNA FRUTA o poner en toda la página una imagen de uno de los refrescos que quede bajo el texto

La madurez personal y empresarial de Edwin Peña ha dado frutos y su desempeño como fundador de su propia empresa, lo ha llevado a dar un paso más adelante, ser el Presidente de Jóvenes Empresarios de COPARMEX en su ciudad, Matamoros. El pertenecer a esta asociación de empresarios, le ha permitido a Edwin interactuar y relacionarse con personas que están en sintonía con el tema y le han compartido sus valiosas experiencias.

Como Presidente de los Jóvenes Empresarios, está dispuesto a ayudar a jóvenes que se acerquen a él, ya que, así como Edwin alguna vez recibió consejos y apoyo, le gustaría voltear un poco los papeles, y ser él quien ayude a nuevos emprendedores, convirtiéndose algún día en una inspiración para muchos.

Su función de emprendedor y como parte de COPARMEX, es algo que complementa perfectamente en todos los aspectos. Algunas veces se le complica tener dos tareas al mismo tiempo, pero sigue adelante, siempre activo en ambas encomiendas disfrutando de lo logrado y lo que está por lograr.

Me llenan de energía y muchos dolores de cabeza la verdad, pero me gusta. Es como el dolor de cuando vas al gimnasio, te cala, pero te sientes feliz.

Aquí los sacrificios no existen.

Un tema curioso para este matamorense, es esa palabra que en la vida de todo emprendedor no falta… Sacrificio.
Para Edwin, emprendedor y dueño de su propia empresa, esta palabra No Existe, sus prioridades personales las tiene muy en orden, tratando de ponerlas en primer lugar y al mismo tiempo no descuidarlas, para así no tener la necesidad de llamar ‘’sacrificio’’ a algo que disfruta hacer, como el desarrollar una empresa. Todo a su tiempo.

-No veo a mi familia como yo quisiera, pero los sigo viendo. Trato de salir a cenar con mis papás, de ver a mis hermanos, disfrutar de ellos y de mis hobbies.

El apoyo incondicional

Podemos ser fuertes, valernos por nosotros mismos, tratar de hacer las cosas por nuestra cuenta. Al final del día, siempre necesitaremos ese apoyo y palabras que nos den motivación para seguir adelante, para no caer o como dicen todos ‘’Tirar la toalla’’.

Edwin se siente bendecido en este tema, pues cuenta con el apoyo incondicional de su familia, lo escuchan y apoyan sus ideas ‘’locas’’, como se refiere a ellas Edwin. Esos consejos vienen, no solo de sus padres, también de sus hermanos que comparten con él opiniones y palabras que salen del corazón.

El consejo de un emprendedor.

Las palabras de otra persona, siempre son bienvenidas como un aporte en nuestro futuro y aquí el consejo de un joven con mucho camino recorrido, y con un futuro prometedor y grandes experiencias que aportar.
Persistencia. Emprender un negocio no es fácil. Uno puede hacer planes, analizar todas las opciones, tener el producto perfecto, pero siempre va a haber una piedra en el camino. Son simplemente retos que te ayudan, más que lo que te perjudican. Solo es cuestión de seguir insistiendo.

Edwin está seguro que otra sugerencia para crecer al emprender, es rodearse de la gente correcta que aporte desarrollo a su empresa.
Trata de hacerte de gente que te complemente y te ayude en tu negocio. Algo de lo que estoy muy bien bendecido es que tengo un muy buen equipo de trabajo, que al final de cuentas he sabido elegir o me los ha mandado Dios.

Cada vez más alto.

Al final siempre viene la recompensa, unos se conforman con lo obtenido, otros como Nuestro Emprendedor quieren seguir escalando cada vez a lo más alto. Edwin, con todo su éxito, aún no está completamente satisfecho.
Si estoy satisfecho, pero no en una totalidad del 100%. Si lo estuviera completamente, ya no querría seguir creciendo ni mejorando. Algo que yo quiero…, seguir, mejorar cada día con mi empresa y como persona.

Con este joven tamaulipeco, hemos aprendido que emprender no es para cualquiera. Se necesita de personas dispuestas a todo, con tal de ver el negocio de su vida crecer.

Es muy satisfactorio para Tamaulipas Nuestro Orgullo, contar la historia de un matamorense que creo un producto pensando en su salud y que ha provocado el nacimiento de una gran empresa hecha con el corazón, humildad, curiosidad, y ganas de superarse; todo esto ha llevado a su empresa y a su producto a crecer.

No dudamos que en poco tiempo veremos a Aguas El Duque, más lejos de lo soñado por su fundador Edwin Peña, joven imparable y conquistador, a quien Tamaulipas Nuestro Orgullo, desea la mejor de las suertes.

Anterior «
Siguiente »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *